Sugerencias para el cuidado

Temperatura más adecuada
Temperatura ideal de día: 20-22°C
La orquídea Phalaenopsis florece más tiempo con las siguientes temperaturas:
·         Temperatura mínima de noche: 16°C
·         Una temperatura ideal de día de 20-22°C
·         Temperatura máxima de día: 32°C

Luz
La orquídea Phalaenopsis no soporta la luz directa del sol, sobre todo en los meses de verano.
Las hojas amarillas pueden ser una señal de demasiada luz directa del sol; ponga la planta en otro lugar sin luz del sol. La caída de capullos u hojas puede ser debida a falta de luz.

Agua
El agua ideal para regarla es templada. El agua de la lluvia es mejor que el agua del grifo porque ésta contiene (demasiada) cal. Lo mejor es regarla por la mañana temprano. Eche el agua en la tierra al lado de las hojas, pero lo mejor es sumergir la maceta en un cubo de agua durante un minuto. Luego la orquídea puede estar una semana sin agua. Si las raíces de la maceta son grises, la planta necesita agua. Si las raíces son verdes, tiene suficiente agua. Procure que no quede agua en el cubremaceta. ¡A la Phalaenopsis no le gusta tener “los pies mojados”!

Humedad del aire
En el entorno natural de la Phalaenopsis hay un grado elevado de humedad del aire. Por tanto, si desea criar o propagar orquídeas, lo mejor es hacerlo en lugares húmedos como la cocina, el cuarto de baño o una veranda de cristal. Hay que ponerla en un lugar con suficiente luz, y no debe estar al lado de un frutero ni en la corriente.

Tierra especial para orquídeas
La orquídea es por su naturaleza una planta epifita y por tanto necesita mucho aire en las raíces. Por eso se utiliza una tierra especial para las orquídeas: sustrato de corteza. La corteza se puede comprar en la mayoría de centros de jardinería. 
No utilice tierra corriente para maceta porque no es adecuada para la Phalaenopsis.

Abonos
Lo mejor es comprar abono especial para orquídeas. Es necesario utilizar abono de marzo a octubre, unas dos veces al mes.